Pintura: Cómo hacer un acabado rústico

En este post, os vamos a enseñar a aplicar un acabado rústico a una habitación, aplicando las técnicas que a continuación os mostramos, podréis darle un toque especial a esa habitación que necesita un cambio.

Lo primero que tenemos que hacer, es aplicar un plaste para crear una serie de texturas que nos darán el acabado deseado. El producto se presenta en polvo, podemos utilizarlo en su color original o podemos teñirlo con el color deseado, para ello podemos utilizar tierras naturales o bien con tintes.
Nosotros somos más partidarios de usar tinte, conseguiremos un acabado más homogéneo, para ello debemos mezclar el paste con agua ayudados de una varilla mezcladora, e ir añadiendo poco a poco el tinte. Siempre es mejor añadir un poco de tinte más, que pasarse con la cantidad. Piensa que el color va abajar algún tono cuando el plaste se seque( puedes realizar alguna pequeña prueba para buscarle el tonodel color deseado).
Si necesitas hacer más mezcla de producto, recuerda mantener las proporciones de producto, agua y tinte.
Antes de aplicar el producto, recuerda tapar con cinta de pintor todo aquello que no quieres que se
manche en el proceso.
Con una espátula y una llana, deberás ir aplicando el producto en secciones de uno a dos metros
cuadrados, una vez aplicado el producto pasaremos una llana de plástico para conseguir sobre la
superficie distintas texturas, dependiendo de las posiciones de la llana, obtendremos texturas más o menos
acusadas.

Acabado rústico


Si la pared sobre la que vas a aplicar esta técnica, tiene gotele es conveniente aplicar una capa para
alisarla y después una segunda capa en la que aplicaremos la técnica anterior con la llana de plástico.
En la última fase, que es la de acabado, aplicaremos una cera teñida. Esta cera la podemos teñir con tintes
o con tierras naturales al igual que el paste. Es conveniente licuarla un poco para que sea más sencilla de
aplicar con brocha. Cuando la pared aún está húmeda, pasaremos un trapo para hacer una limpieza
selectiva. Si queremos enriquecer el acabado, podemos añadir más ceras con otros colores.
Otra opción de acabado distinto al de las ceras teñidas, puede ser la aplicación sobre el paste una aguada
de color: agua, una pequeña cantidad de látex y pigmento natural. Con una brocha pasaremos la aguada
por la superficie de la pared y a continuación la limpiaremos con una esponja húmeda, en función del
acabado que queremos conseguir, limpiaremos más o menos la pared con la esponja.
Estas son solamente dos técnicas sencillas que puedes aplicar para conseguir un acabado rústico en una
pared, con un poco de imaginación podrás darle ese acabado único que estás buscando.

Calcula presupuesto Online Visualiza Obras Solicita más info con nuestro formulario

Categoría : Pintores Coruña

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Maria dice:

    Estaba buscando esta información, gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *